Under my Wing


22 dias
30 agosto 2008, 3:47
Filed under: Yo

Hola!

Hacia semanas que no escribia aqui en el blog y no me gusta! porque llevo ya mucho tiempo con el y me da pena tenerlo tan abandonado…Laura! Quiero ser como tu y poder llevar flog y blog actualizados casi al dia!!! xDD

Quedan 22 dias para empezar la (nueva) carrera. Verás, tantas espectativas para despues llevarme un chasco… esperemos que no. Lo cierto es que va a suponer un cambio, uno de los muchos que me están ocurriendo ultimamente. Dejando de lado que en alguno de los casos el cambio ha supuesto pagar un precio algo elevado, por lo demás esta todo saliendo bien. Me gusta el ritmo de vida que llevo actualmente. Me he dado cuenta que me he perdido muchas cosas por el simple hecho de no querer ir mas alla de donde solia ir, de no salir del «sota, caballo y rey», de no arriesgar. El no salir de ese esquema es quizas lo que me saturó e hizo que explotara aquel domingo fatídico. Pero lo cierto es que el problema nunca ha estado en los demás (mi ¿orgullo? me hacia en parte creer eso) sino en mi mismo, era yo el que creia estar bien siendo asi a pesar de que se me aconsejara liberarme un poco. Al final ha resultado que habia gente que me conocia mejor de lo que yo mismo me conozco. No fallaba quien me rodeaba, sino que fallaba yo. Lo bueno es haberme dado cuenta ahora, y no con cuarenta años.

Ahora todo es un poco mas emocionante y sobre todo, nuevo. Parezco el pueblerino que llega a la gran ciudad y todo le llama la atencion… xD Me resulta divertido pronunciar el «tengo que contarte una cosa», y acabar riendo por todo lo que nos pasa. Me encanta haber aprendido a abrirme mas a la gente, no mirar el reloj, volver cuando amanece… o simplemente no volver…

Una cosa que si que tengo claro es que en esta «nueva etapa» no me quiero dejar por el camino a nadie de los que hasta ahora han venido conmigo. Se trata simplemente de sumar.

Asi que bueno, espero seguir mejorando en lo posible y aprendiendo de los fallos (que tambien llevo muchos cometidos). Seguir cambiando, pero sin dejar de ser el mismo.

Música: Sarah Mclachlan – Gloomy Sunday